Llega el mes de Mayo y se acerca el Día de la Madre. Una de las cosas más importantes después de dar a luz a un hijo es la necesidad de sentirse querida y guapa. Y muchas veces no es fácil conseguirlo, responsabilidades, poco tiempo y mucho cansancio… y posiblemente para eso se invento el Día de la Madre, para intentar compensar todos esos días que las mamás tienen que dar un 110% de si mismas. Es momento de cuidarlas y no hay mejor manera que hacer un buen regalo. Por eso queremos darte algunas ideas para sorprenderla en este día tan especial. Madre no hay más que una, lo da todo por ti y se merece un regalo que la emocione tanto como el primero.

El Día de la Madre siempre es sinónimo de belleza. En la perfumería Douglas (1ª planta) podrás encontrar desde perfumes hasta maquillaje. Sin duda esta es una de las opciones más acertadas para salvarte el día y hacer de la tuya la madre más feliz y guapa.


Las joyas son regalos para toda la vida igual que el amor de una madre. En la Joyería Txao (3ª planta) tienen la selección perfecta de joyería para el Día de la Madre.

Regalar un pijama, en realidad, es un detalle perfecto. En Oysho (2ª planta) encontrarás pijamas para todos los gustos y pueden acompañarlo con unas zapatillas para estar por casa o un conjunto de lencería.

Sí, no hay nada mejor que estrenar un nuevo bolso, además es un regalo con el que no te vas a equivocar en la talla. En la tienda Guess (1ª planta) tienen una gran variedad de tamaños y colores.

Unos zapatos siempre son bienvenidos y en la zapatería RKS  (3ª planta) tienen uno para cada tipo de madre.

Unas gafas de sol para el Día de la Madre serán un obsequio práctico con el que seguro que tu mamá quedará encantada. En Multiópticas (3ª planta) tienen una gran colección.