Netflix ofrece a sus usuarios cientos de series y películas. El riesgo que conlleva esta abundancia es que muchas de esas producciones pasan desapercibidas y se ven solamente aquellas que han tenido más fama o más promoción. Buceamos en el catálogo de Netflix para dar con esas series poco conocidas pero a las que merece la pena darles una oportunidad.

3%

La primera producción brasileña de Netflix es «3%», una serie rodada en portugués que reinicia una webserie de 2011 que nos traslada a un futuro distópico. El mundo que presenta la serie se divide en dos mitades irreconciliables: uno de progreso y otro de devastación. La primera temporada se compone de ocho capítulos, y Netflix ya ha confirmado que habrá una segunda entrega.

The OA

Desembarcó en Netflix sorprendiendo a los telespectadores con su trepidante y enigmática trama. La serie ha conseguido sorprender a todos los que han decidido darle una oportunidad. Todo tiene su sentido, pero hay que esperar al final para encajar todas las piezas.

Orphan Black

La serie nos presenta a una delincuente de de poca monta, Sarah Manning (interpretada por Tatiana Maslany), que un día encuentra en el metro a una mujer exactamente igual que ella y que se suicida ante sus ojos. Para escapar de su complicada vida, Sarah decide suplantar su identidad. Durante cinco temporadas, nos envuelve en una vorágine de historias y misterio que no dejan de sorprendernos.

The Lizzie Borden Chronicles

«The Lizzie Borden Chronicles» rompe con uno de los tópicos más extendidos en el cine y las series y demuestra que también las mujeres pueden ser asesinas sádicas. La serie está inspirada en una historia real: la de Lizzie Borden, una estadounidense que asesinó a su padre y a su madrastra en 1892. En la trama Lizzie, interpretada por Christina Ricci, es exculpada del crimen y se enfrenta a señores del crimen, detectives y otros enemigos mientras se deleita con su mala fama.

Please Like Me

Sagaz, de rápidos y divertidos diálogos, contada en espacios más allá del plató. Producida, dirigida e interpretada por el personaje principal: Josh, que atraviesa su despertar homosexual y los conflictos psicológicos de sus padres separados, acompañado de buenos amigos. Una serie del primer mundo australiano, de charlas y “sincericidio”.

Y tú, ¿qué serie añadirías a este post? ¡Te leemos en los comentarios!