Cuidar la piel, es casi tan importante como alimentarse, ya que está constantemente expuesta a agentes externos.

El buen aspecto de la piel, es un reflejo de buena salud física y mental.

A través de la piel obtenemos muchísima información. Nos puede alertar de enfermedades internas, contribuye a la producción de vitamina D, es fuente de atracción social, contribuye a regular la temperatura corporal, es un medio de comunicación, ya que percibimos sensaciones a través de ella; etc

Por eso merece cuidados.

La mejor manera de tener una piel saludable, es seguir una serie de pautas diarias.

Cuidar tu piel en general requiere:

1# Alimentarte de una forma sana y equilibrada.

2# Evitar el tabaco y el alcohol, la bollería industrial, y determinadas alimentos que favorecen la aceleración del proceso degenerativo.

3# Aumentar el consumo de alimentos que contengan sustancias antioxidantes como la fruta y la verdura.

4# Beber dos litros de agua diarios, es importantísimo para eliminar las tóxinas, y mantener la piel hidratada.

5# Descansar como mínimo 8 horas, ya que contribuye a la elasticidad de la piel.

6# Utilizar cremas específicas para cada edad, tipo de piel y estilo de vida, es fundamental.

IMG_0115

Hidratante Corporal. Bodybell

IMG_0118

Aceite Corporal. Bodybell

7# Utilizar una buena protección solar y evitar ciertas horas de exposición.

IMG_0121

After Sun. Bodybell

IMG_0122

Protección Solar. Bodybell

En el caso de la piel de la cara, los cuidados deben ser más exhaustivos, ya que la epidermis en esta zona es más sensible.

Antes de empezar, debes tener claro qué tipo de piel tienes: grasa, mixta o seca.

Para que tu piel luzca sana, además de seguir los pautas anteriores, debes:

1# Liberarte del estrés y la ansiedad, no hay nada más dañino para tu piel.

2# Desmaquíllate SIEMPRE. Bajo ningún concepto te vayas a la cama o te expongas al sol maquillada.

Puedes utilizar desmaquillante líquido, mousse o toallitas.

IMG_0123

Desmaquillador. Bodybell

IMG_0124

Mousse Desmaquillante. Bodybell

3# Por las noches, justo antes de acostarte, lava tu cara con jabón u otro limpiador (según tu tipo de piel). De esta forma retiras la suciedad que pueda haber.

IMG_0133

Espuma Limpiadora. Bodybell

IMG_0135

Jabón Facial. Bodybell

También puedes aplicarte agua micelar o tónico, con ayuda de un disco de algodón, para asegurarnos de que la piel está completamente limpia.

IMG_0139

Tónico. Bodybell

IMG_0137

Tónico. Bodybell

4# Una o dos veces por semana, exfolia tu piel para limpiar los poros más dilatados. Puedes hacerlo con scrubs.

IMG_0131

Limpiador y Exfoliante. Bodybell

IMG_0130

Exfoliante. Bodybell

5# Por último, hidrata bien tu piel con la crema que mejor te siente.

IMG_0144

Crema de Día Hidratante Antiestrés. Bodybell

IMG_0146

Gel Hidratante. Bodybell

¡Recuerda!

Utiliza solo productos de calidad. Tu piel te lo agradecerá.

Acude a un especialista, si no sabes cuál es tu tipo de piel. A todos no nos sientan igual determinados productos.

En bodybell podrás encontrar todo lo necesario para cuidar tu piel.

Omaira HG