fbpx
Seleccionar página

Lunes 17 de enero, una fecha señalada como el día más triste y gris del año.

Tras el empacho de turrones, test caseros y la avalancha de regalos sólo nos queda enfrentarnos a un año nuevo lleno de buenos propósitos e incertidumbres.

Pero vamos paso por paso.

Si el día 1 de enero viene cargado de buenas intenciones, motivación elevada y felicidad al cuadrado, el tercer lunes del mes lo desmonta todo.

Este 17 de enero, también conocido como Blue Monday o Lunes Triste, se considera el día más desdichado del año.

Esta expresión fue introducida por primera vez en 2005 por Cliff Arnall profesor de la Universidad de Cardiff y experto en motivación.

El concepto, basado en una fórmula matemática, se refiere a un conjunto de variables que influyen negativamente en el estado de ánimo de las personas.

 

La tristeza se acumula en nuestras mentes debido a una serie de factores, entre ellos:

>> Clima: el frío con sus consiguientes resfriados, bufandas y mantas nos provocan una sensación de cansancio y ganas de quedar cerrados en casa a lado de una buena chimenea.

>> Las deudas de Navidad: las sonrisas de los niños y la felicidad de recibir aquel regalo tan esperado se contraponen a los números en rojos de las cuentas.

>> A un paso del sueldo: el tercer día del mes nos encontramos todavía en el limbo. Para llegar al sueldo del mes todavía quedan días y la cuesta de enero se hace cada día más ardua.

>> Los propósitos de año nuevo ya incumplidos: “empiezo la dieta”, “voy a correr”, “leeré más”. Estamos a 17 de enero y todavía no has cumplido ni un sólo objetivo.

2022 y las variantes: Cardiff no tuvo en cuenta la posible situación de pandemia que un virus podría provocar en un futuro no muy lejano. No obstante, es evidente que los eventos actuales influyen directamente en nuestros estados de ánimo con o sin mascarilla. La escalada de casos, la incertidumbre de las medidas a tomar, seguir y respetar y la imposibilidad de saber si lo que estamos viviendo tendrá un fin, se convierte así en otro componente a tener en cuenta y del que nadie se escapa.

¿Estás triste?

No te dejes desanimar por este lunes tan complicado ya que este término fue clasificado como pseudo científico y su fórmula rechazada por la comunidad científica.

Hay miles de formas para superar este día tan duro, opciones tan sencillas como meditar, leer un buen libro, hacer deporte o comer tu plato preferido.

Supera tu lunes y cuéntanos tu fórmula para hacerlo.