fbpx
Seleccionar página

¿Cuántas veces has llegado de la compra y sólo quitando el packaging para colocar las cosas en su sitio has llenado un cubo con plástico? Algo increíble, ¿no?

Cuando vamos a comprar, sea ropa, alimentos, complementos; a menudo no reparamos en cuánto plástico consumimos hasta que llegamos a casa y disponemos de lo comprado. 

¿Te parece exagerado?

Atenta a este dato: Informe emitido en 2018 por Plastic Europe: “Somos el segundo país europeo que más recicla por habitante, pero también el que más plásticos manda a vertederos. Concretamente, se reciclan unos 18 kilos por persona al año, pero la cantidad de plástico desaprovechado asciende hasta los 23 kilos por habitante.” (Dato publicado en https://hipertextual.com/)

Más datos: A nivel mundial el consumo de plástico es de 50 kilos al año de plástico por persona; en Europa de 30 kilos al año por habitante.

Una estudiante de doctorado creó una calculadora online con la que calcular nuestro consumo plástico anual. Se sincera con las respuestas, el planeta y tu conciencia te lo agradecerán. 

En iResiduo nos animan con la siguiente info:

En España se generan 2,1 millones de toneladas de plástico: el 34% se recicla y el 17% se valoriza. 

Es decir, nuestro país genera más de 2 millones de residuos de plástico de los cuales el 34% son reciclados,  el 17% se valoriza energéticamente y el 49% restante termina en el vertedero. Estos datos convierten a España es uno de los países líderes en el reciclado de plásticos. 

Y aún con todos estos datos tan esperanzadores, podemos hacerlo todavía mejor. 

7 tips para reducir el consumo de plástico en casa.

1.- Usa tote bags, preferiblemente de tela, en lugar de bolsas de plástico en el súper. Y si normalizas el llevar una en el bolso cuando te vas de compras, mejor que mejor. 

2.- Reutiliza envases de vidrio. Los botes de mermelada, el café descafeinado, cualquier envase se puede convertir en una nueva caja de galletas o de arroz. 

3.- Consume agua en botellas reutilizables o en garrafa. Con este tip notarás el ahorro de residuos de una forma muy visible porque tardarás mucho más en llenar el cubo del plástico reciclado. 

4.- Evita por todos los medios usar menaje de plástico. Hay opciones mucho más ecológicas como el cartón o bambú.

5.- Comprar alimentos y productos a granel. Evitarás packaging y envoltorios innecesarios.

6.- Elimina el uso de pajitas de plástico. El sector ha evolucionado tanto que encontrarás pajitas de papel y hasta orgánicas en el mercado como grandes sustitutos. 

7.- Cambio los cepillos de dientes de plástico por bambú. 

 

 

Son tips muy fáciles de cumplir y ayudarás al medio ambiente. Pero de nada sirven si consumas el plástico que consumas, no reciclas. Hazlo. Por ti y por el futuro de las generaciones venideras. 

¿Y tú, qué haces para reducir el consumo de plástico de tu casa?