fbpx
Seleccionar página

Estamos a noviembre, fecha clave para las tiendas y para los consumidores.

Hemos esperado impacientemente a este momento, dejado en stand by aquel carrito de la compra con todo lo que nos gustaría adquirir pero “mejor esperar”.

Y por fin ha llegado.

Regalos navideños, ofertas exclusivas, descuento del 50%. El sueño hecho realidad para el consumidor y todo envuelto en un papel de regalo compuesto por dos simples palabras: Black Friday.

La evolución del viernes negro ha sido evidente en los últimos años, en gran parte gracias al impulso de las nuevas tecnologías y el e-commerce.

E-commerce: método de compraventa de bienes, productos o servicios valiéndose de internet como medio, es decir, comerciar de manera online.

Pero, ¿qué es y que fue en realidad el Black Friday?

El nombre anglosajón nos da una pista clave acerca de su origen, siendo Estados Unidos su lugar de nacimiento.

Inicialmente la fecha de lanzamiento era el viernes sucesivo a Día de Acción de Gracias, cuarto jueves del mes de noviembre y bien conocido como el Día del pavo.

Los grandes almacenes y tiendas minoristas utilizaban este viernes para inaugurar la temporada de compras navideñas, deshaciéndose del stock y aprovechando el día libre de los consumidores para aumentar sus ventas.

En cuanto al término BLACK FRIDAY hay distintas versiones: en la década de los 60, el uso de esta terminología se empezó a utilizar entre los policías de Filadelfia para referirse al tráfico ocasionado durante el viernes sucesivo a Acción de Gracias.

Por otra parte, también se asocia a los conceptos financieros, ya que a través de este evento las cuentas de los comercios pasan de los números rojos a negros, aumentando así sus ingresos.

Los almacenes de Macy’s store fueron los primeros en hacer descuentos en sus artículos en esta fecha, siendo imitados sucesivamente por el resto de comercios estadounidense.

Colas infinitas, calles colapsadas, trabajadores exhaustos, tumultos. Estos fueron algunos de los resultados del Black Friday de los años 60.

 

¿Pero existen diferencias con el Black Friday de 2021?

Obviamente este evento traspasó las fronteras americanas para difundirse en todo el mundo. En España no fue hasta 2012 cuando el Black Friday empezó a popularizarse como el día de los descuentos, cambiando inevitablemente las costumbres de los consumidores.

Inicialmente las colas fueron la imagen típica de este nuevo evento, no obstante en menos de una década, el consumidor se convirtió al uso de las nuevas tecnologías como alternativa para adquirir sus productos.

El e-commerce jugó un papel fundamental en la transición de la tienda física a la tienda online, incrementando ventas, facilitando la compra y revolucionando el sistema de envió del producto.

Algunas cifras de 2021 en España:

  • Por la amenaza Covid el 74% de los consumidores tiene pensado comprar online.
  • Gasto medio de los españoles: 127€.
  • Productos más vendidos: tecnología, moda y ocio.

El uso de las redes y las tiendas online ya no son un simple espejismo.

De un día de compras hemos pasado a una semana o, para algunos comercios, a varias semanas de descuentos y ofertas.

A ello se suma el 11/11 Día del Soltero (celebrado en China por el hecho de que el número 1 representa a una sola persona) y el Cyber Monday.

Ya no hace falta esperar a ver a un pavo, noviembre ha llegado y el consumidor lo sabe.

 

Y tú que prefieres: ¿compras online o en tienda?

Nosotros siempre te esperaremos con los brazos abiertos en nuestro Centro Comercial 😉