fbpx
Seleccionar página

Es  hora de sacar el polvo a la zambomba, el matasuegras, los gorros de Navidad y comenzar a organizar las futuras cenas y comilonas de Navidad. 

Este año sin duda será diferente, pero no por ello menos especial. Aunque debamos reducir asistentes, sustituir el salir a tomar el vinito y despedirnos de los amigos previa cena y volver a casa mucho antes que la Cenicienta.

Saca el árbol de su caja, o mejor aún, utiliza una planta o aprovecha para fabricar uno con goma eva o cartón con tus hijos; y decóralo. Si si, con bolas de colores, guirnaldas y luces. ¡A todo color! Sin miedo a la factura de la luz. 

Es más, aprovecha a tope el Black Friday e ilumina el barrio con la decoración navideña y lumínica de tu casa. Que se enteren que ahí dentro hay personas que no pierden la ilusión.

Y pon música. Navideña. Si, esos villancicos de vocecitas chillonas pero al fin y al cabo, con un ritmazo y un runrún que no te podrás sacar de la cabeza hasta después de Reyes.

Te ayudamos con la selección musical:

 

Los 5 villancicos que no deben faltar en tus cenas de Navidad.

 

Nº 1.- El Tamborilero, Raphael.

¡Del grandísimo Raphael! Creo que es uno de los villancicos más bonitos y mejor cantados. De los que te pondrías en modo repeat todo el rato. 

 

 

Nº 2.- All i want for Christmas is you, Mariah Carey.

La archiutilizada canción de Mariah Carey, aunque un poco aburrida ya, es una de las mejores bandas sonoras de la Navidad. Así como escuchas las campanitas del comienzo, ya sabes de qué canción se trata. Será un éxito seguro. 

 

 

Nº 3.- White Christmas, Rod Stewart.

El más grande de los grandes de la Navidad, el rey de las melodías que te hacen mover la cabeza al son de la música, el enorme Rod Stewart y su White Christmas.

 

 

Nº 4.- El Burrito Sabanero.

De los preferidos entre los más pequeños de la casa por su ritmo, su fácil recordar y porque es muy bailable y deja a los niños ser libres al ritmo de la música. 

 

 

Nº 5.- We whis you a Merry Christmas.

Este villancico es otro de los más tarareados y usados en los centros comerciales. Un clásico de la Navidad que no pasará de moda porque cualquiera puede replicar el estribillo aún sin tener ni idea de inglés. ¿A que si? 

 

Aún estamos en noviembre pero tenemos unas ganas locas de que llegue la Navidad y sobre todo, que termine este maldito año. ¿Te ocurre lo mismo?

Cuéntamos qué te parece la selección de villancicos y si añadirías algún otro a este top 5. Etiquétanos con el #ccbiosferaplaza